Acción Humana Case Studies Cultura y Sociedad Estilo de Vida Innovación

Las Kardashian y los emprendedores modernos.

Instagram

Es fácil ver a las Kardashian como ejemplo de la superficialidad, banalidad y vulgaridad de la cultura popular norteamericana que se exporta al mundo. Kim, la que empezó la moda, lo hizo mediante un video porno y la fetichización de los raperos afroamericanos. Luego vino un reality show, un reality tv que es el tipo de televisión que apela al mínimo común denominador, porque no necesita “actores” y los “guionistas”, que dicen que no tienen pero los tienen, escriben más bien situaciones y no escenas o diálogos. Pero se hicieron millonarias.

De ser las hijas de uno de los abogados de OJ Simpson pasaron a ser íconos que eran famosas por ser famosas. Hijastras del medallista olímpico del Decatlón, Bruce Jenner, el cual inicia una “transición”, para dejar de ser Bruce y pasar a ser Catlyn, han reemplazado a las verdaderas actrices de cine y a las músicas como ícono de la moda para millones de adolescentes en el mundo. Sus dos medias hermanas, hijas de su padrastro/madrasta Bruce/Catlyn Jenner, al principio renuentes a ser lanzadas a la fama por el reality show han sabido capitalizar también. Kendall Jenner es ahora la modelo mejor pagada del mundo y está entre las diez celebridades mejor pagadas. Y Kylie Jenner está rumbo a ser la billonaria más joven del mundo probablemente justo después de cumplir sus 21 años.

¿Y cómo lo hace Kyle, una chica que es una madre jovencísima y que además vive en casa de su madre? Capitalizando la fama de la Kardashians, Kylie lanzó una línea de cosméticos con un set de 29 dólares de lápiz labial y delineador hace dos años. Hoy su compañía vale según Forbes, alrededor de 800 millones de dólares. Kylie Jenner es dueña del 100% de las acciones. Súmenle a eso sus endosos publicitarios, y la chica vale 900 millones de dólares, después de pagar los impuestos. Comparativamente su media hermana Kim se estima que tiene 350 millones de dólares, y ella fue la que inició todo. A este ritmo llegará a los mil millones de dólares antes de los 22, rompiendo el record de Mark Zuckerberg a los 23 o Evan Spiegel más tarde en sus veintes.

Y es oportuno mencionar al dueño de Facebook y al de Snapchat porque ambos han creado los instrumentos del secreto de la riqueza de Kylie Jenner, las redes sociales.

Son las redes sociales, las que permiten que en un país maravilloso como los Estados Unidos jóvenes de familias privilegiadas, por su acceso a la educación o los medios más que por ser muy ricas, puedan iniciar negocios millonarios desde las cocinas de sus casas. YouTube, Facebook, Twitter, Snapchat, Instagram, permiten a Kylie Jenner convertir a los fans de las Kardashian en clientes.

El verdadero negocio de las hermanas Kardashian/Jenner es crear gustos y modas mediante las redes sociales. Para ser una empresa que vale 800 millones de dólares, Kylie Jenner solo emplea siete empleados a tiempo completo y cinco a tiempo parcial. La manufactura y empaquetado se la deja a otra empresa mediante el outsourcing.  Ventas y entregas, se lo deja a una compañía de ventas por internet. ¿Finanzas y relaciones públicas? La matriarca de las Kardashian/Jenner se las maneja a todas sus hijas, a cambio de una comisión del 10%. Esto hace que el staff de la empresa de Kylie Cosmetics sea muy ligero y maximiza las ganancias.

Jenner hace post todas las horas en Instagram donde sus seguidores pasan los cien millones mostrando ella misma sus distintos productos mediante selfies. Y esto se repite en Twitter, Snapchat y otras redes sociales.

Hasta cierto punto, lo que hace es similar a lo que hizo Donald Trump, con sus llamadas a programas de televisión y sus twitters incendiarios. Trump empezó en el negocio de bienes raíces pero pasó al negocio de ser famoso por ser famoso de la Reality Tv. Tanto Trump como Jenner han demostrado cómo se puede usar la fama televisiva para ganar votos y dinero. Trump logró vencer a los políticos con maquinarias establecidas, Jenner a las grandes firmas de cosméticos neoyorquinas y parisienses.

Y no es la única, varias otras nuevas billonarias que pasaron los mil millones de dólares lo han hecho de la misma manera, redes sociales y cosméticos vendidos por Internet. De hecho las ventas en tiendan físicas si bien han sido un éxito, no producen las mismas ganancias que dejan las ventas por Internet, así que el esfuerzo principal va por las ventas online.

La matriarca Kris Jenner siempre insistió en una familia donde no existen ambiciones de tener carreras universitarias, en que sus hijas e hijos tengan emprendimientos. Kim está metida en los juegos para celulares, Rob en las medias, Kendall es modelo y Kylie también lo era.

Kris ha sabido usar los escándalos mediáticos para lanzar las carreras de sus hijas y usar los contactos que tiene para que las cosas pasen. Creando un impero a través de sus hijas e hijos.

La nueva moda de ser famoso por ser famoso ahora sirve de base de negocios sólidos pero estos no son duraderos, la fama pasa de moda y es probable que las Kardashian tengan que diversificarse en negocios que dependan menos de su fama personal cuando sus fanáticas envejezcan.

Pero por ahora, Kylie Jenner sigue los pasos que Bill Gates y Mark Zuckerberg iniciaron, de cómo tener más de mil millones de dólares antes de los 30 años, empezando desde el garaje, o el estudio o la cocina de su casa.

Lecciones:

  1. Los costos inicio fueron bajos: 250,000 dólares gracias al outsourcing.
  2. Como el capital inicial fue bajo, Kylie Jenner pudo mantener el 100 por ciento de las acciones en su poder.
  3. El outsourcing permite mantener los costos operativos bajos.
  4. Las redes sociales permiten enormes oportunidades a quienes saben usar sus posibilidades.
  5. Los milenials y los zoomers que entienden estas tecnologías pueden ser la generación más rica de la historia.
  6. Con las redes sociales se puede estar en todos lados desde la cocina de la casa, a un país exótico sin dejar de trabajar.
  7. Con la tecnología de Internet, se necesita menos gente para fabricar y vender productos a nivel mundial.
  8. Con el aumento de la productividad aumenta la riqueza.
  9. La disparidad puede ser producto de la tecnología, simplemente los que iniciaron una práctica o mercado se van a beneficiar inicialmente de manera desproporcionada, y esto no es malo.
  10. Eventualmente cuando la novedad se acaba y aumenta la competencia esta se va a balancear sin necesidad de medidas fiscales punitivas.

Mientras esto pasa, Kylie y sus hermanas tienen su gran momento. Ya no podemos acusarlas solo de ser famosas por ser famosas.

About the author

Ricardo Soto

Ricardo Soto

Ricardo Soto Barrios, abogado, especialista en políticas públicas, egresado de la Universidad Santa María la Antigua. Políticamente liberal, ha participado en muchos proyectos donde se analizan las políticas públicas de Panamá desde un punto de vista liberal y se proponen alternativas. Ha trabajado en la Policía Nacional de Panamá, el Ministerio de Gobierno, y AMPYME, además de ejercer la práctica privada.

Add Comment

Click here to post a comment

Ticker

1 BTC = $6381.01 USD  (via Coinbase)
1 ETH = $200.23 USD  (via Coinbase)
1 LTC = $52.34 USD  (via Coinbase)
Quotes delayed up to 2 minutes.

Indicadores Financieros

Estadísticas de Panamá

Latest News

    Media of the day

    Advertisement

    Advertisement

    ISA Libros

    Conectate

    Conéctate con nosotros a través de nuestras redes sociales oficiales, donde encontrarás las últimas noticias y más...

    Translate »
    error: Content is protected !!
    0