Acción Humana Consulting GCC Innovación Marcos Regulatorios

Movilidad inteligente, peajes sin barreras y privacidad de la información: un desafío para el regulador.

Dados los avances tecnológicos,  a través de la comunicación máquina a máquina, la automatización y el análisis avanzado, podemos entender y analizar nuestro entorno y los procesos que nos rodean,  de formas nunca antes concebidas.

Si realizamos estos análisis al transporte,  observamos que podemos aplicar inteligencia artificial y análisis de datos en tiempo real para optimizar la capacidad de la carretera, mejorar los flujos de tráfico y predecir que ocurran eventos adversos en los semáforos o en los sitios de trabajo en la carretera.

Como se mencionó anteriormente en otros artículos, existen problemas potenciales en tres áreas: privacidad y uso de datos, seguridad e interoperabilidad. Todas estas áreas deben resolverse y el gobierno tiene un papel vital que desempeñar: en algunos elementos de la ejecución estratégica, es probable que el gobierno tome la iniciativa para controlar el proceso. La industria de la movilidad inteligente debe continuar evolucionando a través de la innovación y el desarrollo de sistemas más inteligentes y soluciones basadas en tecnología diseñadas para desarrollar todo su potencial. Esto se relaciona no solo con las capacidades tecnológicas, sino también con la forma en que utilizamos y compartimos datos a través de los silos virtuales y físicos que existen en la industria, incluidos el gobierno, los proveedores de transporte, los proveedores de tecnología y, lo que es más importante, los consumidores.

Se requieren cambios legislativos para procesar a los conductores identificados por cámaras en dispositivos móviles, un problema cada vez más común. La aprobación regulatoria siempre es vital, ya que la tecnología se extiende a las vidas de los ciudadanos. Los reguladores tienen un papel clave en el establecimiento de reglas para las prácticas de datos con respecto a la recopilación, el intercambio y el uso de datos. El McKinsey Global Institute estima que actualmente se utiliza menos del 1% de los datos capturados en dispositivos sensoriales.

Todo ello debido a la velocidad con que se están generando las soluciones al tráfico vial que serán vitales para lograr agilidad y comodidad en nuestras vidas, pero también implicarán grandes volúmenes de transacción de datos, una de ellas, en el área de cobros de peajes.

La última innovación son los free flow que permiten el tránsito sin barreras en autopistas. Sería de suma utilidad que las próximas autopistas a construirse en Panamá pudieran incluir esta tecnología, que evitaría las congestiones que se generan a diario por el sólo hecho de tener que disminuir la velocidad para permitir la lectura y esperar la apertura de la barrera, pero los ciudadanos deben saber también que la data como los pagos, la identificación del carro, eventualmente datos biométricos personales, y hasta patrones de comportamiento de uso de carreteras, serán compartidos y cruzados con las autoridades.

El cobro electrónico de peajes (ETC en inglés: Electronic Toll Collection) es un sistema que permite realizar el pago de la tarifa de peaje sin necesidad de una transacción física, que mediante tecnología de comunicación remota  puede realizar la transferencia de manera automática y sin que el vehículo tenga que detenerse  asegurando una velocidad constante del flujo y no generar congestión vehicular. Esta tecnología también es conocida como free flow.

Pero hay diferencias: El free flow es el sistema de peajes electrónicos sin barreras. Este sistema permite reconocer el vehículo y facturar el correspondiente peaje, sin que el usuario se detenga.

El sistema funciona electrónicamente entre un pórtico (estructura metálica de 3 piezas) que se encuentra en la autopista el cual en su parte superior posee dispositivos de lectura electrónica, que permite cubrir varios carriles, sobre el que se colocan los sensores que se encargan de la detección y clasificación automática de vehículos; los sensores laser permiten detectar el vehículo, calcular la velocidad y las dimensiones y extraer el perfil 3D. Toda esa información es procesada por algoritmos propios basados en redes neuronales que permiten clasificar el vehículo en una de las categorías prefijadas. La tecnología  permite integrar otro tipo de sensores como las espiras inteligentes y los sensores piezoeléctricos colocados en el asfalto.

El sistema aplica automáticamente la tarifa de peaje según la distancia recorrida y la categoría del vehículo (ligero/pesado).También puede incluir un sistema de recompensas, usuario frecuente, y muchas más que la inteligencia artificial puede generar.

Con objeto de minimizar los errores en la facturación de los tránsitos, el sistema free flow  cuenta con un innovador programa: huella dactilar para vehículos, el  fingerprinting.

El fingerprinting no solo reconoce la matrícula, sino que realiza un análisis de la parte trasera del vehículo en busca de sus señas de identidad: líneas propias del vehículo, posición de los faros o defectos en la carrocería.

De este modo, se crea una huella dactilar única de cada vehículo, que queda almacenada en una base de datos para futuros tránsitos por la autopista. Esta modalidad de peaje electrónico se usa en distintos lugares del mundo. Por ejemplo, en el puente Golden Gate, en San Francisco.

A fines de julio, en America Latina, Santiago de Chile se inauguró el primer sistema de telepeaje “free flow” en la autopista Radial Nororiente. Fue el primer paso del programa oficial “Chile sin barreras”, que busca eliminarlas en todo el país.  Y desde Noviembre, se aplicará en Argentina. Porque la tendencia es mundial y, muy pronto, las barreras de peaje serán apenas un recuerdo.

El concepto de autopista está evolucionando. Poco a poco son más las innovaciones que se integran en las vías con el objetivo de adaptarlas a las necesidades de la movilidad del futuro. Nuestro tiempo, seguridad y comodidad cobran más relevancia para que los desplazamientos que hagamos sean más cómodos. Pero ello puede implicar ceder parcialmente nuestra privacidad y es bueno que se discuta o se sepa para estar preparados y tomar mejores decisiones (y precauciones).

About the author

Irene Gimenez

Irene Gimenez, analista internacional. Es abogada con maestría en economía y ciencias políticas. Su especialidad es el análisis económico del derecho. También tiene especializaciones en temas financieros, tecnología y globalización. Su preferencia hoy día es analizar el impacto de los desarrollos bajo tecnología Blockchain y el impacto que ello generará en las próximas décadas.

Add Comment

Click here to post a comment

Ticker

1 BTC = $48990.71 USD  (via Coinbase)
1 ETH = $4169.81 USD  (via Coinbase)
1 LTC = $153.86 USD  (via Coinbase)
Quotes delayed up to 2 minutes.

Indicadores Financieros

Estadísticas de Panamá

Conectate

Conéctate con nosotros a través de nuestras redes sociales oficiales, donde encontrarás las últimas noticias y más...

error: Content is protected !!