Acción Humana Economia y Finanzas

Barreras para el Desarrollo de Empresas de Blockchain

“En las calles de Davos este año sólo hay tres discusiones que se han tenido: Uno: los robots van a hacerse cargo de nuestros puestos de trabajo. Dos: la tecnología blockchain es increíble, y Tres: FinTech, al igual que blockchain es increíble, pero con más posibilidades de controlar y moldear las conductas del hombre común”. Financial Times, 20 de enero de 2016.

Avancemos rápidamente a un año de esta cita: a principios de 2017, Deloitte LLP publicó los resultados de una importante encuesta sobre el mundo cambiante de la tecnología blockchain. Llevado a cabo en línea en el cuarto trimestre de 2016, el estudio encuestó a una muestra de 308 altos ejecutivos de las empresas de los EE.UU. con $500 millones o más en ingresos anuales. Para Deloitte, “la tecnología blockchain está emergiendo como un foco de negocios para las compañías estadounidenses en muchas industrias”.1

Este interés está lejos de ser esotérico o naciente. Deloitte encontró que “los productos de consumo, la manufactura, la tecnología, los medios de comunicación y las telecomunicaciones son los sectores con más probabilidades de contar con la producción de proyectos en blockchain, mientras que la salud y las ciencias de la vida lideran todos los sectores en los planes de lanzar proyectos blockchain este año”. De hecho, escribiendo un op-ed para acompañar el lanzamiento de la encuesta, Eric Piscini, directivo de Deloitte Consulting LLP llamó al 2017 “el año de make or break (lograrlo o morir) para la tecnología blockchain en servicios financieros”.

El estudio de Deloitte también encontró que aproximadamente el 61 por ciento de todos los ejecutivos estadounidenses que trabajan en empresas de gran escala, tienen conocimientos de tecnología blockchain que van desde lo amplio a lo experto. Dada la complejidad tecnológica que implican las plataformas blockchain y la escasez actual de soluciones blockchain funcionando, a diferencia de las pruebas de concepto o teorías, estos datos son sorprendentes.

Una cosa queda clara, incluso desde una visión superficial de la tecnología blockchain y del sector de las criptomonedas, es que la tecnología blockchain se está moviendo hacia una adopción intersectorial a nivel de mercado a una velocidad vertiginosa. Más de una quinta parte de todas las empresas, incluso con ejecutivos remotamente familiarizados con temas tecnológicos, ya han introducido blockchain en sus procesos de producción y servicios. Una cuarta parte más planea hacer lo mismo a finales del 2017. Una de cada diez firmas de la encuesta de Deloitte reportó inversiones relacionadas con blockchain en más de USD 10 millones, y casi una quinta parte más ha invertido entre USD 5 millones y USD 10 millones. Otro 25 por ciento de los encuestados tienen un plan para invertir más de USD 5 millones en 2017.

Estos resultados son consistentes con otros estudios, como el informe de agosto de 2016 de Credit Suisse, titulado “Blockchain: El Disruptor de la Confianza”. El análisis de Credit Suisse se centra en los beneficios ofrecidos y los desafíos que enfrentan los sistemas blockchain. Concretamente, Credit Suisse se centra en dos tipos de tecnología blockchain emergentes: Blockchains Públicos y Privados con Autorización: consisten en bases de datos descentralizadas en las que sólo las entidades autorizadas pueden leer y actualizar los registros, con visualización pública de los registros en el caso de los Libros Públicos con Autorización. Estos son contrastados por los Blockchains Públicos sin Autorización, o blockchains distribuidos, en el que cualquiera puede leer y actualizar los registros, siempre y cuando se apruebe para hacerlo en conformidad con las reglas de uso y participación preestablecidas. Un ejemplo de éste último es Bitcoin. Los analistas de Credit Suisse coincidieron con la encuesta del World Economic Forum de 2016 de más de 800 ejecutivos que encontraron que el 58 por ciento de los encuestados espera que el 10 por ciento del PIB mundial sea almacenado y manejado en la blockchain antes de 2025.

Al igual que con la diversidad de los tipos de blockchains, hay una cierta variación en la adopción de la tecnología blockchain en una gama de sectores. Nuevamente, basándonos en los datos de Deloitte, utilizando como referencia proyectos actualmente en fase de implementación o ya planificados, alrededor del 30 por ciento de las empresas que trabajan en Tecnología, Medios y Telecomunicaciones (TMT) y productos de consumo y manufactura ya han puesto al blockchain en producción. La proporción es de 35 por ciento para los sectores de Salud y Ciencias de la Vida y 36 por ciento en los servicios financieros.

Todo lo cual significa tres cosas desde el punto de vista de los encargados de formular políticas que estén interesados ​​en crear un entorno empresarial amigable a la tecnología blockchain:

  1. Competir por talento y empresas que operan sobre tecnología blockchain requiere respuestas políticas y regulatorias extremadamente rápidas y ágiles. Una complicación adicional aquí es que tales respuestas no pueden basarse en las mejores prácticas existentes que se transmiten de una jurisdicción a otra, principalmente porque no existen prácticas de regulación y políticas probadas en ninguna parte.
  2. Ganar territorio a través de todo el espectro del desarrollo de blockchain implicará acomodar las políticas y regulaciones en una amplia gama de sectores. Blockchain ofrece una oportunidad para innovar las funciones del back office y la gestión de la cadena de suministro en prácticamente todos los sectores de la economía. Esto ofrece grandiosas oportunidades para la expansión de la tecnología, pero también enormes retos en la coordinación de las políticas y regulaciones de una amplia gama de sectores.
  3. Por último, la creación de una plataforma de crecimiento funcional para que los emprendedores de blockchain e incubadoras de tecnología de empresas más grandes puedan ganar mercados y escalar en todo el mundo, no puede lograrse sin una coordinación más estrecha de los regímenes regulatorios nacionales e internacionales.

Estas son las principales brechas y barreras de políticas regulatorias que actualmente están frenando la aceleración en el despegue de la tecnología blockchain en los sectores económicos y geográficamente.

Considere la naturaleza de la innovación. Desde el punto de vista de los actores del sector privado, la I + D tecnológica y la inversión asociada sirven, principalmente, como medio para obtener poder de mercado (a través de una diferenciación de mejor producto, aumento de la ventaja competitiva y creación de valor agregado específico de la empresa). Estos beneficios de la I + D y la inversión requieren el acceso a la protección de la propiedad intelectual para las empresas que realizan inversiones considerables. Las estimaciones de la industria sugieren que a la fecha un poco más de una quinta parte de las empresas listas para implementar blockchain han presentado patentes relacionadas con esta tecnología. Para acelerar la inversión y adopción de la tecnología blockchain, será necesario mejorar el acceso a los sistemas de protección de propiedad intelectual (patentes, marcas, etc.), un acceso más racional a las estructuras impositivas vinculadas al propiedad intelectual y una regulación transfronteriza más afable.

Otra de las principales barreras para la adopción de la tecnología blockchain es la naturaleza arcaica de los sistemas tributarios internacionales, como lo demuestra el régimen fiscal de los Estados Unidos hacia Bitcoin. Las autoridades estadounidenses consideran Bitcoin como un activo real, similar en términos de impuestos a los bienes raíces, distinto a las monedas y otros activos financieros utilizados con frecuencia. Como resultado, cumplir con las disposiciones fiscales dirigidas a las criptomonedas y las blockchains subyacentes puede implicar la conciliación de los rendimientos de millones de transacciones individuales, si no miles de millones. La carga de dicho cumplimiento fiscal es absurdamente excesiva y el sistema está abierto a errores y fallas no intencionales.

La tercera barrera es la falta de seguridad jurídica. Incluso en las economías avanzadas, la información almacenada en blockchain es tratada de manera diferente a la que se almacena en sistemas tradicionales y centralizados. No existen definiciones legales para los participantes de la blockchain y las contrapartes, ni derechos de propiedad legalmente definidos dentro de la cadena. La modificación de esta situación mediante la introducción directa de contratos legales en blockchain exigirá cambios normativos y legislativos.

Otra barrera relacionada con las políticas para el desarrollo de la tecnología blockchain, reticulada a la seguridad jurídica, es la falta de estándares técnicos generales. La gran variedad actual y la naturaleza abierta de las soluciones blockchain son una gran promesa para la evolución de la tecnología blockchain. Pero también pone en peligro o frena el desarrollo de la implementación y adopción de la nueva tecnología. La buena noticia es que desde el año 2016 hemos estado presenciando el surgimiento de un número de organizaciones de desarrollo de estándares dentro de la comunidad blockchain. La mala noticia es que el movimiento es todavía naciente.

Aumentar el atractivo de cualquier jurisdicción para la inversión, desarrollo y adopción de la tecnología blockchain implicará abordar temas de escala y datos. Para que blockchain funcione, la tecnología tiene necesitará tener acceso a una masa crítica de transacciones y grandes grupos de usuarios, especialmente a nivel de autoría de blockchain (creación de registros). La fragmentación tecnológica a través de varias plataformas y estándares blockchain, señalada anteriormente, es una de las barreras para la ampliación del mercado. Otra barrera es la apatía institucional de los reguladores. El tercer reto es el acceso a los mercados internacionales de datos y transacciones. Por último, dado que la tecnología blockchain se basa en el almacenamiento y la transmisión de datos, la calidad de los datos y los regímenes de regulaciones relacionados con los datos son también una clave para desarrollar una economía intensiva en blockchain. Esto se aplica a través de dos líneas de integridad de datos y políticas de calidad.

Todos estos desafíos tendrán que ser abordados simultánea y rápidamente para que cualquier jurisdicción tenga una oportunidad de luchar para atraer inversiones y empresas relacionadas a la tecnología blockchain.

Habrá que desarrollar nuevos protocolos de regulación, cumplimiento y supervisión para asegurarse de que los sistemas de blockchain puedan tener plena integridad legal contractual cuando se trata de datos y que el cumplimiento transaccional se apoye en los libros de blockchain para aquellos sectores con mandatos de reporte directo obligatorio. La complejidad de la tecnología de registros en blockchain está muy por encima de los límites de la conciencia tecnológica y la comprensión del regulador medio o supervisor que trabaja en la economía actual. Esto tendrá que cambiar para cualquier jurisdicción interesada en crear un ecosistema que pueda apoyar el desarrollo y el despliegue de soluciones blockchain.

 

Descargo de responsabilidad: El profesor Constantin Gurdgiev tiene una posición accionaria y forma parte del consejo directivo de un proveedor de soluciones con tecnología blockchain AID:Tech (https://aid.technology/)

 

1Para definirlo, un blockchain (ó cadena de bloques) representa un libro o registro electrónico adecuado para el almacenamiento de cualquier información digital, evento o transacción. El registro se encuentra representado en un formato digital condensado conocido como hash, que se autentica a través y se almacena en una red distribuida o compartida de participantes de una plataforma blockchain. Se utiliza un protocolo de consenso de grupo para permitir la actualización y visualización de datos por parte de múltiples usuarios.

 

About the author

Constantin Gurdgiev

Constantin Gurdgiev

El Dr. Constantin Gurdgiev es Profesor de Finanzas en el Middlebury Institute of International Studies en Monterey y continúa como profesor adjunto de finanzas en el Trinity College de Dublín. Es cofundador y director de la Irish Mortgage Holders Organization. Constantin es orgullosamente parte de la junta de consejeros de Aid:Tech, una empresa revolucionaria de la tecnología del blockchain que trabaja para combinar la tecnología y la ayuda. Es socio y miembro de junta de varios proveedores internacionales de servicios financieros, y es miembro de junta del ICham Irish Chamber of Commerce en Europa Central y del Este.

En el pasado, Gurdgiev fue el jefe de investigación en St. Columbanus AG; el Director de Macroeconomía de IBM; y director de investigación en NCB Stockbrokers, Ltd.

Nacido en Moscú, Rusia, fue educado en la Universidad de California, Los Ángeles, la Universidad de Chicago, la Universidad Johns Hopkins y el Trinity College de Dublín.

Add Comment

Click here to post a comment

Ticker

1 BTC = $49280.87 USD  (via Coinbase)
1 ETH = $1553.69 USD  (via Coinbase)
1 LTC = $174.95 USD  (via Coinbase)
Quotes delayed up to 2 minutes.

Indicadores Financieros

Estadísticas de Panamá

Media of the day

Advertisement

Advertisement

Conectate

Conéctate con nosotros a través de nuestras redes sociales oficiales, donde encontrarás las últimas noticias y más...

Translate »
error: Content is protected !!
0