Cultura y Sociedad Opinión Politica y Actualidad

Cambios en Cuba.

Desde 1959, dos hermanos, han gobernado la isla de Cuba. Ningún cubano que no tenga menos de 59 años ha vivido bajo otro gobierno que no sea el de Fidel o Raúl Castro. La gente que luchó por la Revolución Cubana o en contra, están llegado a los ochenta años de edad los más jóvenes.

Los Estados Unidos que tanto lucharon en contra del gobierno comunista de Cuba, parecen haberse contentado desde los años 90s con dejar las cosas como están, pero siempre tomando el cuidado de mantener una postura crítica hacia la revolución cubana y su gobierno, y mantener las sanciones económicas; más bien para buscar el voto cubanoamericano en Florida, que para lograr un cambio en Cuba.

Y la revolución cubana es hasta cierta medida un desastre anunciado de la política exterior norteamericana. En 1898, España era un imperio decadente, y los Estados Unidos, por el contrario eran un país que empezaba a coquetear con el imperialismo clásico. Ya no solo se había expandido el territorio a costas de México, sino que se buscaba un imperio de ultramar. Así que se inventaron una guerra con España, y en esa guerra los Estados Unidos despojaron a España de las últimas colonias de ultramar que le quedaban. Cuba, Puerto Rico y la Filipinas. Cuba y las Filipinas fueron convertidos en protectorados, Puerto Rico en una especie de Estado Libre Asociado, o sea en una dependencia territorial de los Estados Unidos pero sin representación federal.

Este hecho marcaría la historia de Cuba durante el siglo siguiente. Cuba tenía un creciente movimiento nacionalista de tendencia liberal, cuyo máximo exponente era José Martí, y la independencia forzada más el estatus del semiprotectorado de facto, coartaron este movimiento, Cuba era uno de los países más avanzados del continente, su educación y salud eran ya buenas para la época, algo que el régimen cubano ha tratado de mantener dentro de sus limitaciones. No solo como arma de propaganda sino porque genuinamente los cubanos daban un elevado valor a estas cosas. Pero Cuba tuvo un dolor grande. El ver a su país como un semi protectorado era algo que muchos cubanos, tanto conservadores pro españoles como liberales, como comunistas, no aceptaban. De hecho en Cuba se inició un patrón que sería común en los países de habla hispana, la fusión del nacionalismo, que suele ser de derecha, con el socialismo que suele ser internacionalista en socialismos nacionalistas.

Los hermanos Castro, hijos de terratenientes españoles, se hicieron comunistas por haber sido criados nacionalistas. Y la revolución cubana, pese su claro fracaso económico, se mantiene no solo por la represión, sino porque hubo cierto espíritu nacionalista cubano detrás. El hecho de que las presiones para cambio de gobierno vengan de los Estados Unidos más que todo, pone en muchos cubanos la idea de que “el gobierno es incompetente, no hay futuro, pero sigue siendo nuestro gobierno”. Por eso el embargo a Cuba ha sido uno de los mayores errores de los Estados Unidos, permite al gobierno cubano tener excusas para su incompetencia, producto de la ausencia de propiedad privada y planificación central, y  justificar el estancamiento general de la isla como producto del embargo. Al mismo tiempo, moviliza el nacionalismo diciendo, “miren, los gringos nos castigan porque no queremos vivir como ellos quieren que vivamos”.

Raúl Castro y Miguel Díaz.

Cuba fuera de los logros, que en algún momento serán sometidos a comprobaciones independientes, en materia de educación general, no universitaria, o en salud, o en materia militar cuando eran proxis de la URSS en el tercer mundo, ha logrado muy poco en 60 años. Ya hasta el dominio de los atletas cubanos en la región parece haber disminuido.

El orgullo de Fidel Castro y su carisma, impidieron cualquier cambio profundo en el sistema. Raúl calentó las sillas mientras su hermano se enfermaba y moría, proceso que tardó unos 10 años. Ahora Raúl también pasa a retiro e inicia una transición a Miguel Díaz Canel. Este nació en 1960 y ha vivido toda su vida bajo alguno de los hermanos Castro, y bajo el comunismo. Y nada en su historial permite pensar que esté dispuesto a hacer cambios profundos. Ni siquiera cambios a la China o Vietnam. El régimen cubano es después del Norcoreano, el régimen marxista leninista más conservador.

Y probablemente los cubanos calculan que una liberalización económica a la China o Vietnamita, puede traer el colapso del régimen. Y una liberalización política al estilo de la Perestroika es totalmente impensable. Fidel Castro nunca dejó de demostrar que responsabilizaba a la Perestroika como causante del derrumbe de la URSS. Y la manera como se reaccionó contra el general Ochoa, héroe de la guerra de Angola, vinculándolo al narcotráfico, cuando muchos piensan que su pecado real era querer que Cuba imitara Gorbachov, hace pensar que el partido comunista cubano va a ser muy tímido en ofrecer cambios profundos. El hecho de que el partido comunista cubano sea el partido único, y que la represión contra personas disidentes continúe, nos impide pensar en cualquier apertura política.

Así que no esperemos milagros.

About the author

Ricardo Soto

Ricardo Soto Barrios, abogado, especialista en políticas públicas, egresado de la Universidad Santa María la Antigua. Políticamente liberal, ha participado en muchos proyectos donde se analizan las políticas públicas de Panamá desde un punto de vista liberal y se proponen alternativas. Ha trabajado en la Policía Nacional de Panamá, el Ministerio de Gobierno, y AMPYME, además de ejercer la práctica privada.

Add Comment

Click here to post a comment

Ticker

1 BTC = $50641.96 USD  (via Coinbase)
1 ETH = $4343.04 USD  (via Coinbase)
1 LTC = $161.45 USD  (via Coinbase)
Quotes delayed up to 2 minutes.

Indicadores Financieros

Estadísticas de Panamá

Conectate

Conéctate con nosotros a través de nuestras redes sociales oficiales, donde encontrarás las últimas noticias y más...

error: Content is protected !!