Acción Humana Economia y Finanzas Innovación Opinión Politica y Actualidad

El fin del monopolio gubernamental del dinero

Después de dos siglos de monopolio gubernamental sobre el dinero, el dinero privado está resurgiendo y probablemente llegará a dominar en última instancia. En 1976, el Premio Nobel F.A. Hayek publicó su pequeño clásico, “Desnacionalización del dinero”. En esencia, Hayek argumentó que el dinero no es diferente de otras mercancías, y que estaría mejor abastecido por la competencia entre emisores privados que por un monopolio gubernamental. Su libro detalló los problemas con el monopolio del dinero del gobierno y cómo la mayoría de estos problemas podrían superarse con la competencia privada.

Aunque muchos estuvieron de acuerdo con el argumento de Hayek, hasta ahora no estaba claro cómo se rompería el monopolio gubernamental sobre el dinero. Como con tantas otras cosas, la tecnología ha venido al rescate. Ahora estamos presenciando los comienzos del desarrollo de criptomonedas digitales, prácticas y privadas, siendo la más conocida Bitcoin. Bitcoin y la mayoría de las otras monedas nuevas permiten a los usuarios hacer transacciones de persona a persona sin pasar por un banco u otro intermediario. Esto se logra mediante el uso de una “cadena de bloques” o Blockchain. Antes del desarrollo de la cadena de bloques, aquellos que habían desarrollado criptomonedas no podían resolver el problema del doble gasto para evitar que la gente copiara o falsificara la moneda digital, y el problema de cómo evitar que una parte malintencionada intercepte y cambie la transacción antes de que llegue a su destinatario previsto.

Blockchain, al usar lo que se llama un libro mayor distribuido, resolvió esos problemas. Como resultado, los desarrolladores de criptomonedas ahora tienen la capacidad de intercambiar valor de una manera sin fricciones, sin importar las fronteras nacionales, la censura y otras leyes o instituciones. Restablece gran parte de la libertad financiera, que se ha perdido, para consternación de aquellos que quieren más control gubernamental.

 

Lo que realmente asusta a la clase reguladora del gobierno es que las cadenas de bloques (Blockchain) también permiten y hacen imparable el desarrollo de “contratos inteligentes”. Un contrato inteligente se refiere a un código de computadora que ejecutará automáticamente obligaciones contractuales cuando se produzca un desencadenante. Como ejemplo, si se mantiene una especie de garantía en una red blockchain, y si el deudor no ha pagado en una fecha determinada, la computadora transferirá automáticamente la garantía al acreedor, lo que garantiza la certeza del rendimiento. El contrato inteligente puede eliminar toda discreción humana en la ejecución y el cumplimiento de las obligaciones contractuales, y no puede ser interferido por terceros, incluidos los funcionarios del tribunal.

Bitcoin no es dinero en el verdadero sentido de la palabra, porque solo es una unidad de cuenta y un método de cambio, y no una reserva de valor. La combinación de derechos/reclamos sobre activos reales como oro, plata, aluminio, madera, trigo, petróleo y otros productos básicos, con blockchain crearán verdaderas criptomonedas. Es probable que algunas de estas sean superiores en varios aspectos a los dineros del gobierno, particularmente aquellos que están afectados por altas tasas de inflación o exceso de regulación.

Los funcionarios del gobierno que están preocupados por el lavado de dinero y otras actividades ilegales temen las nuevas criptomonedas o blockchain, porque permiten un grado mucho más alto de anonimato que las transacciones tradicionales basadas en cuentas. Eso, junto con la liquidación casi instantánea de las transacciones, hace que sea casi imposible saber quién ha enviado y quién ha recibido el pago. No existe una forma obvia para que los reguladores superen estos problemas sin destruir el Internet abierto.

 

En la actualidad, la carga de casi todas las reglamentaciones financieras, incluidos los requisitos contra el blanqueo de dinero, recae sobre los bancos y otras instituciones financieras. Son responsables de “conocer a su cliente” y las partes de una transacción. Si sospechan de una transacción, deben informarla a las autoridades gubernamentales y no ejecutar la transacción. Los bancos también están obligados a informar todos los depósitos en efectivo y retiros por encima de $ 10,000. El costo, tanto para las instituciones financieras como para el gobierno, de estas decenas de millones de informes (casi todos sobre personas y transacciones inocentes) y regulaciones relacionadas, es enorme y supone una carga relativa mucho mayor para las pequeñas instituciones financieras. Esto ha provocado que los bancos sean mucho más restrictivos al permitir que las personas abran cuentas bancarias y que las tarifas aumenten a un nivel desalentador. Como resultado, muchas personas, particularmente las personas de bajos ingresos, ya no pueden obtener cuentas bancarias y otros servicios bancarios y se ven obligadas a ir a otro lugar, a menudo a mercados negros. Las regulaciones también han ralentizado muchas transacciones, particularmente las extranjeras.

Cuando hay una necesidad en el mercado, los empresarios siempre intervienen para tratar de resolver el problema, ya sea de manera legal o ilegal, eso es lo que está impulsando gran parte del esfuerzo para desarrollar la mejor criptomoneda. La energía y la inteligencia están del lado de los empresarios, no del lado de los reguladores gubernamentales. En última instancia, los bancos centrales del gobierno y las agencias financieras van a perder esta batalla.

Se verán obligados a volver a los métodos tradicionales de aplicación de la ley que les permitirán atrapar ladrones de bancos, secuestradores y terroristas, como lo hicieron antes de 1986, cuando el Congreso aprobó la primera ley contra el lavado de dinero. Los tribunales deciden cada vez más que muchas de las regulaciones financieras invasoras y otras, violan la Cuarta Enmienda (“contra búsquedas irrazonables”). La elección es, un mundo con mayor libertad y eficiencia financiera como resultado de criptomonedas privadas o un mundo más pobre y más opresivo.

Por Richard Rahn, artículo publicado originalmente en inglés en el Washington Times.

About the author

Redaccion GCC Views

Grupo de redactores de GCC.

1 Comment

Click here to post a comment

Ticker

1 BTC = $50686.95 USD  (via Coinbase)
1 ETH = $4337.34 USD  (via Coinbase)
1 LTC = $161.96 USD  (via Coinbase)
Quotes delayed up to 2 minutes.

Indicadores Financieros

Estadísticas de Panamá

Conectate

Conéctate con nosotros a través de nuestras redes sociales oficiales, donde encontrarás las últimas noticias y más...

error: Content is protected !!