Opinión

¿Qué buscaba Odebrecht en Panamá?

gobernar

EL Plea Agreement de los United States of America versus Odebretch nos enseña cosas interesantes.

Viendo los montos netos, Panamá es el país donde Odebrecht pagó más coimas, por encima de Venezuela (9.8) y la República (6.6) Dominicana, 11.8 millones de dólares por año y eso sólo tomando las cifras de lo que pasó por los Estados Unidos y que el Departamento del Tesoro norteamericano pudo investigar.

Al relacionar los montos netos con la cantidad de habitantes del país, se también se obtiene que Panamá es el país donde Odebrecht “invirtió” más en coima por persona. Se posiciona en primer lugar con una relación de 2.95 dólares por persona por año, siendo cuatro veces y media mayor al de Republica Dominicana que le sigue con 0.66 dólares por persona y más de nueve veces si lo comparamos con Venezuela que se ubica en cuarto lugar.

Es claro que las coimas pagadas en Panamá no solo fueron las mayores, sino las más caras por habitante.
Sin embargo cuando relacionamos los montos de los sobornos con las ganancias declaradas por Odebrecht, se observa que “invertir” en coimas en Panama no es tan buen negocio. Panama ocupa el séptimo lugar ya que por cada dólar coimeado la empresa brasileña tuvo un beneficio de 3.0. En cambio en Argentina, que se clasifica en primer lugar, su “rentabilidad” fue de 7.9, siendo aquí dos veces y media mayor.

Entonces si Panamá es un país pequeño, más pequeño en habitantes que muchas ciudades de Brasil, ¿será que la capacidad de negociación de las autoridades panameñas es tal que lograron que Odebrecht pague más sobornos en proporción a sus futuras ganancias que en otros lugares? ¿O será que Odebrecht usaba a Panamá como base de operaciones para otras cosas?

¿Existe la posibilidad de que Odebrecht usara una filial en un país para pagar sobornos en otro país, y los sobornos pagados en Panamá no fueran solo a políticos panameños, los cuales a su vez pudieron haber recibido sobornos de otras filiales de Odebrecht en terceros países? O de manera más siniestra, ¿pudiera ser que Odebrecht usara sus operaciones en Panamá, pese a su menor rentabilidad para lavar activos? ¿Es posible que funcionarios del gobierno de Lula Da Silva usaran a la empresa para lavar activos y mover dinero de un país a otro?

Eso no lo sabremos hasta que terminen las investigaciones, y son meros interrogantes y dudas por ahora; y está claro que el gobierno de Panamá ha sido bastante lento en reaccionar al tema Odebrecht. Cuando el escándalo se inició en Brasil con el Lava Jato, el Ministerio Público Panameño fue lento en cooperar, para la frustración de los brasileños, la Asamblea de Diputados se negó a modificar la ley de contratación pública para admitir a empresas que han sido condenadas en otros países por casos de corrupción, en procedimientos de contrataciones públicas en Panamá. Y el Ejecutivo y la Alcaldía de Panamá siguieron usando los servicios de Odebrecht para proyectos de obras públicas importantes. ¿Acaso pensaban que el escándalo nunca llegaría a nuestro país?

Ahora Ejecutivo, Asamblea, Ministerio Público y hasta la Alcaldía de Panamá tienen un problema de credibilidad.

El tema de Odebrecht destaca un punto importante en nuestro mundo globalizado. También los sobornos se han globalizado, y la investigación de los mismos. Odebrecht, con su mayor capacidad para pagar sobornos, pudo sacar a firmas locales como CUSA de los grandes proyectos. A su vez, no estoy seguro de si teníamos este escándalo si fiscales brasileños, fiscales norteamericanos y suizos no hubieran investigado los manejos turbios de Odebrecht. Dudo que nuestro Ministerio Público, hubiere investigado a los brasileños por su cuenta, en este gobierno o en el anterior o en el que venía antes o después.

El caso Odebrecht desnuda uno de los grandes problemas de la justicia en Panamá, el que los procuradores suelen ser designados por el gobierno de turno. Martín Torrijos tuvo su Ana Matilde Gómez, Ricardo Martinelli, tras sacar a la procuradora por malos métodos, tuvo su Bonissi y su Belfon, ahora Juan Carlos Varela tiene a su Kenia Porcell. No puedo afirmarlo en forma categórica, pero dudo mucho que alguno de ellos hubiera investigado las relaciones de Odebrecht con el Ejecutivo sino fuera porque existe una enorme presión internacional sobre el tema.

El escándalo de Odebrecht desnuda los defectos de nuestro sistema de manera integral, la falta de separación de los poderes, la venalidad de nuestra clase política. Todo el veneno oculto ahora sale a la superficie.

About the author

Ricardo Soto

Ricardo Soto Barrios, abogado, especialista en políticas públicas, egresado de la Universidad Santa María la Antigua. Políticamente liberal, ha participado en muchos proyectos donde se analizan las políticas públicas de Panamá desde un punto de vista liberal y se proponen alternativas. Ha trabajado en la Policía Nacional de Panamá, el Ministerio de Gobierno, y AMPYME, además de ejercer la práctica privada.

Add Comment

Click here to post a comment

Ticker

1 BTC = $51758.70 USD  (via Coinbase)
1 ETH = $4408.67 USD  (via Coinbase)
1 LTC = $163.34 USD  (via Coinbase)
Quotes delayed up to 2 minutes.

Indicadores Financieros

Estadísticas de Panamá

Conectate

Conéctate con nosotros a través de nuestras redes sociales oficiales, donde encontrarás las últimas noticias y más...

error: Content is protected !!