Acción Humana Economia y Finanzas

Sube el Costo del Dinero

La subida en las tasas de interés en los Estados Unidos es un indicio de que el helicóptero de Bernanke llega a su fin. Era predecible que desde el segundo periodo de Obama, y sobre todo desde las elecciones de mid terms, cuando ya no existía ningún interés político ni de la FED ni del gobierno de Obama en mantener las tasas de interés bajas, que la tasas de interés subirían.

En diciembre del 2015 se dio el primer aumento, en diciembre del 2016 el segundo aumento, ahora otro en junio del 2017 y se espera otro más en el último cuatrimestre de este año.

Esto es importante por varias razones. Las tasas de interés han estado demasiado bajas por mucho tiempo. La idea es que la gente gaste dinero en lugar de ahorrarlo. Los intereses de un plazo fijo por mucho tiempo estuvieron por debajo de las tasas de inflación real, por lo cual tener dinero en el banco ahorrado a largo plaza era, fuera del tema de la seguridad, una mala inversión. Ese dinero iba a perder valor real y poder adquisitivo más rápido que los intereses que acumulaba. Por eso la gente ha preferido usar ese dinero en otras cosas, comprando oro y otros metales preciosos, o bonos del estado o más comúnmente, invirtiendo en bienes raíces. De hecho esta política de inversión en bienes raíces masiva, es una de las causas de las múltiples burbujas inmobiliarias en el mundo.

La gente empieza a invertir en masa en bienes raíces, subiendo los precios. Esto dispara la construcción e industrias conexas. Al final, tarde o temprano los precios de los bienes raíces se vuelven irreales y el dinero pierde valor gracias a la políticas monetarias expansionistas, a los intereses demasiado bajos y la multiplicación extra del dinero implícita en la reserva fraccionaria.

Panamá ha estado viviendo un ciclo así y ahora viene la resaca. Desde el 11 de septiembre los norteamericanos han tenido una política monetaria expansiva, con tasas de interés bajas. Ésta fue parte de las causas de la crisis hipotecaria del 2008, cuando los bancos con exceso de dinero se entregaron a dar préstamos a diestra y siniestra a personas que era evidente que no lo podían pagar, y a garantizar estos préstamos y hacer negocios extra, con instrumentos opacos e irreales como los derivativos.

En Panamá esta crisis se sintió poco; el gobierno de Ricardo Martinelli inició una orgia de deuda pública, para financiar obras públicas mientras que expandía los subsidios por todos lados. Por otro lado la empresa privada, impulsada por los tipos de interés bajos, y por una ola migratoria real, se lanzó a un boom privado de construcción financiado con préstamos hipotecarios. Los bancos locales, llenos de liquidez, prácticamente perseguían a la gente para darles una tarjeta de crédito. El hecho es que en Panamá, tanto el gobierno, como la empresa privada, como las personas individuales están fuertemente endeudados.

Esto significa que el crecimiento económico de los últimos años basado en deudas, pronto va a llegar a su fin. Cuando funcionarios se orgullecen de decir que ven restaurantes llenos o centros comerciales llenos, parecen no preguntarse qué porcentaje de estos consumidores consumen con crédito.

Este modelo de crecimiento ya se venía agotando desde el final del gobierno de Martinelli, la capacidad de endeudamiento del gobierno estaba llegando a su límite sin que se pueda perder el grado de inversión. Y lo mismo le pasa a los particulares. Estos ya están empezando a llegar a su límite. En este contexto suben las tasas de interés. Lo cual va a acelerar el proceso.

Pero pareciera que el gobierno no se da por enterado, la deuda pública sigue creciendo, la planilla sigue creciendo, y se amenaza con re-avaluar propiedades inmuebles a precios que en realidad no son precios de mercado y que pueden caer, dejando a los compradores pagando hipotecas e impuestos por propiedades que ya la gente no está dispuesta a darle el valor que años anteriores. Esto, si no se maneja bien puede ser una bomba económica para los bancos en el caso de que no se paguen las hipotecas y para el gobierno porque va a tener votantes furiosos.

Sin embargo pareciera que el gobierno no se da por enterado de las nubes de tormenta a su alrededor. Y eso que pide que miremos al cielo. Si miramos al cielo, o a la FED, la tormenta es muy posible.

About the author

Redaccion GCC Views

Grupo de redactores de GCC.

Add Comment

Click here to post a comment

Ticker

1 BTC = $50936.19 USD  (via Coinbase)
1 ETH = $4348.62 USD  (via Coinbase)
1 LTC = $161.36 USD  (via Coinbase)
Quotes delayed up to 2 minutes.

Indicadores Financieros

Estadísticas de Panamá

Conectate

Conéctate con nosotros a través de nuestras redes sociales oficiales, donde encontrarás las últimas noticias y más...

error: Content is protected !!