Disrupción Tecnología

Un Robot que siente, el nuevo fin en mente de las Impresoras 3D

Las impresoras 3D han abarcado distintos sectores dentro de los cuales podemos mencionar: aviación, medicina, gastronomía, construcción, textil, entre otros.

Vemos que hoy en día, casi todo se puede imprimir con esta nueva tecnología de fabricación aditiva y cada vez más se van añadiendo nuevos materiales que parecían imposibles de utilizar (metales, resinas, polvos cerámicos, etc.).

Para la medicina, las impresoras 3D fueron un gran avance en las diversas especializaciones que tiene esta ciencia, principalmente en la ortopedia y en la reconstrucción de órganos vitales.

Cada día se ven mayores descubrimientos dentro del alcance de estas impresoras, como por ejemplo se puede mencionar, el caso de la Universidad de Minnesota donde investigadores han creado un sensor que se inserta en la yema del dedo, para que se tenga sensación al tacto. Es un dispositivo biomédico hecho a base de silicona, capaz de adecuarse a la forma del dedo, el cual se puede imprimir rápidamente utilizando una impresora 3D.

En definitiva, este nuevo descubrimiento ayudaría enormemente a mejorar la calidad de vida de las personas que han sufrido accidentes devastadores, que le hayan coartado la sensación del tacto en alguna de sus principales extremidades.

Sin embargo, estas nuevas creaciones están siendo investigadas y creadas con el fin en mente de ser implementado en Robots, sí la ciencia está apuntando a que los Robots puedan desarrollar el sentido del tacto, que les permita sentir dolor.

Una de las razones que promueven a los investigadores, querer hacer sentir a los Robots, es la empatía, que aprendan y entiendan los obstáculos de su desarrollo, lo cual les permitirá tener mayor protección a la hora de realizar determinadas tareas de fuerza física, donde puedan darse cuenta de antemano por medio del dolor de sus sensores, si algo les está fallando o conocer sus propios límites o máxima capacidad ante cualquier trabajo.

Esto me recuerda a la película “I, Robot” de Will Smith, donde un robot llamado “Sonny”, fue creado por su dueño de una manera diferente, dotándolo con un segundo cerebro positrónico, permitiéndole desobedecer las tres leyes de la robótica (que fueron creadas para proteger a los humanos). Estas eran administradas por una inteligencia artificial llamada “VIKI”, la cual dirigía todo el mundo mecanizado de los Robots NS-5 de la película y formó una rebelión en contra de la especie humana, ya que la “supercomputadora” determinó que los seres humanos eran una raza autodestructiva y decidió proteger a la misma de una forma maquiavélica argumentando que “algunos seres humanos debían ser sacrificados y algunas libertades debían ser restringidas”.

Ahora bien un Robot que pueda sentir, nos acercará a esta revolución inminente o estos nuevos descubrimientos en materia de inteligencia artificial, acercará a los Robots más a los humanos, volviéndolos más empáticos, donde humanos y máquinas puedan convivir en completa armonía, en un mundo futurista, hacia allá vamos.

Ticker

1 BTC = $35390.93 USD  (via Coinbase)
1 ETH = $2338.96 USD  (via Coinbase)
1 LTC = $159.01 USD  (via Coinbase)
Quotes delayed up to 2 minutes.

Indicadores Financieros

Estadísticas de Panamá

Latest News

Media of the day

Advertisement

Conectate

Conéctate con nosotros a través de nuestras redes sociales oficiales, donde encontrarás las últimas noticias y más...

Translate »
error: Content is protected !!
0