Acción Humana Opinión Politica y Actualidad

China es el cómplice tecnológico de la autocracia global

autocracia
Los visitantes miran las cámaras de vigilancia exhibidas en Security China, la Exposición Internacional de China sobre Seguridad Pública, en Beijing, el 7 de junio de 2023. Credit: Florence Lo/Reuters Foto: RFA
En las noticias recientes sobre la base de espionaje de China en Cuba se perdió el hecho de que los empleados de Huawei están trabajando para la dictadura latinoamericana . El gigante chino de las telecomunicaciones no solo está ayudando a mantener una instalación de recopilación de inteligencia. También está ayudando a Cuba a oprimir a sus propios ciudadanos.

Este es un hilo común en la diplomacia china: dar a los regímenes autoritarios las herramientas tecnológicas que necesitan para vigilar, reprimir y castigar a los disidentes.

Huawei, cuyos vínculos con el Partido Comunista Chino están bien establecidos, ha sido el principal proveedor de tecnología de Cuba para la empresa estatal de telecomunicaciones desde 2017.

Según un estudio sueco , esto es parte del apoyo de China al “autoritarismo digital”, y el software de gestión de Internet eSight de Huawei que filtra las búsquedas web también se usa en América Latina. Cuando el pueblo cubano realizó protestas masivas en julio de 2021, el gobierno controló y bloqueó Internet utilizando tecnología “fabricada, vendida e instalada” por China, según el senador Marco Rubio.

Luego está África. En septiembre de 2018, Djibouti comenzó la construcción del sistema de vigilancia en colaboración con el Grupo de la Oficina de Electrificación Ferroviaria de China, de propiedad estatal. El sistema de videovigilancia cubre las principales áreas urbanas, aeropuertos, muelles y puertos de la ciudad de Djibouti.

En Asia, se informa que China está cooperando con el gobierno militar de Myanmar en la construcción de un puesto de vigilancia en la Gran Isla del Coco. En diciembre de 2020, Myanmar aplicó 335 cámaras de vigilancia Huawei en ocho municipios como parte de su proyecto “Ciudad segura”.

El presidente de China, Xi Jinping, le da la mano al presidente de Yibuti, Ismail Omar Guelleh, antes de una reunión en el Gran Salón del Pueblo en Beijing, el 28 de abril de 2019. Crédito: Madoka Ikegami/Pool vía Reuters
El presidente de China, Xi Jinping, le da la mano al presidente de Yibuti, Ismail Omar Guelleh, antes de una reunión en el Gran Salón del Pueblo en Beijing, el 28 de abril de 2019. Crédito: Madoka Ikegami/Pool vía Reuters

Las cámaras tienen funciones de reconocimiento facial y alertan a las autoridades si las personas vigiladas están en una lista de personas buscadas. En julio de 2022, Reuters informó que el gobierno militar de Myanmar instaló cámaras de fabricación china con capacidad de reconocimiento facial en ciudades de todo el país. El equipo se compró a Dahua, Huawei y Hikvision.

En otro caso de apoyo cercano de China a un gobernante autoritario en el sudeste asiático, se confirmó en febrero de 2023 que China tiene una base naval en Ream, Camboya.

En junio de 2019, el Comisionado Adjunto del Comisariado General de la Policía del Reino de Camboya y Jefe de la Policía Municipal de Phnom Penh visitó empresas chinas, incluidas Huawei y Hikvision, y expresó interés en los sistemas de vigilancia de “Ciudades Seguras” de China y otros equipos policiales que esperaba introducir para “mejorar la seguridad pública y combatir los delitos”.

En octubre de 2022, según Voice of America, los activistas de derechos humanos de Camboya sospecharon que la policía local de Camboya utilizaba drones y cámaras de vigilancia suministradas por empresas chinas para vigilar a los manifestantes por los derechos laborales.

Iniciativa Road and Belt (la Franja y la Ruta)

En Pakistán, China ha instalado tecnología china para la vigilancia doméstica desde al menos 2016. Fue entonces cuando el llamado proyecto “Ciudad Segura” comenzó a operar en Islamabad, en colaboración con Huawei y otras empresas chinas como e-Hualu. El proyecto ha establecido puntos de control y sistemas policiales electrónicos a lo largo de las principales vías de la ciudad, lo que permite el monitoreo de vehículos en toda la ciudad. En 2017, Huawei colaboró ​​con la Autoridad de Ciudades Seguras de Punjab en Pakistán para construir un sistema de ciudad segura en Lahore. El proyecto incluye un centro integrado de comando y comunicación, 200 estaciones de policía y 100 estaciones base LTE.

En Asia Central, los sistemas de vigilancia de Huawei y Hualu están en todo Dushanbe, aparentemente para combatir lo que las autoridades locales llaman “terrorismo y extremismo”. En mayo de 2023, el jefe de la provincia de Sughd, Tayikistán, se reunió con representantes de Huawei para discutir su proyecto “Ciudad segura” de 25 millones de dólares en Khujand, su capital provincial.

Un miembro del personal se sienta frente a una pantalla que muestra imágenes de cámaras de vigilancia, en el stand de Hikvision en Security China, la Exposición Internacional de China sobre Seguridad Pública, en Beijing, el 7 de junio de 2023. Credit: Florence Lo/Reuters
Un miembro del personal se sienta frente a una pantalla que muestra imágenes de cámaras de vigilancia, en el stand de Hikvision en Security China, la Exposición Internacional de China sobre Seguridad Pública, en Beijing, el 7 de junio de 2023. Credit: Florence Lo/Reuters

Gran parte de la provisión global de herramientas de vigilancia interna de China se realiza a través de su iniciativa Belt and Road, a través de la cual ha enviado tecnología a Egipto y Nigeria, Uganda , Turquía, Rusia, Ucrania, Azerbaiyán, Angola, Laos, Kazajstán y Kenia. También está Serbia , donde un disidente político afirmó que el objetivo de la participación del país en la Iniciativa de la Franja y la Ruta es “cazar… a los opositores políticos”.

Las encuestas tecnológicas muestran que, en todo el mundo, al menos 79 estados han comprado el paquete de vigilancia de Huawei. Incluyen democracias liberales como Italia, Holanda y Alemania. Por lo tanto, un contrato de Huawei puede indicar una afiliación de nivel de entrada con el Nuevo Orden Mundial de Xi Jinping, donde “ el futuro y el destino de cada nación y cada país están estrechamente interconectados ” mediante la tecnología china invasiva que fomenta la opresión. Eso no pertenece al patio trasero de Estados Unidos, a Cuba ni a ningún otro lugar del mundo.

Aaron Rhodes es miembro principal de Common Sense Society y presidente del Foro para la Libertad Religiosa-Europa. Cheryl Yu es investigadora principal de Common Sense Society. Las opiniones expresadas aquí son propias y no reflejan la posición de RFA.

About the author

Radio Free Asia

Copyright © 1998-2020, RFA. Used with the permission of Radio Free Asia, 2025 M St. NW, Suite 300, Washington DC 20036. For any commercial use of RFA content please send an email to: contentrequests@rfa.org. RFA content may not be used in a manner which would give the appearance of any endorsement of any product or support of any issue or political position. Please read the full text of our Terms of Use.

Add Comment

Click here to post a comment

Ticker

1 BTC = $68303.43 USD  (via Coinbase)
1 ETH = $3889.64 USD  (via Coinbase)
1 LTC = $84.49 USD  (via Coinbase)
Quotes delayed up to 2 minutes.

Indicadores Financieros

Estadísticas de Panamá

Conectate

Conéctate con nosotros a través de nuestras redes sociales oficiales, donde encontrarás las últimas noticias y más...

error: Content is protected !!