Acción Humana Cultura y Sociedad Opinión Politica y Actualidad

Día del beso, que se perdió con el sentido común

beso sentido comun

“Por una mirada, un mundo; por una sonrisa, un cielo; por un beso… ¡Yo no sé qué te diera por un beso!”, Gustavo Adolfo Bécquer.

La cultura occidental hace agua por todos lados y es que el racionalismo la inundó desprestigiando a la metafísica, ciencia que cultivaron los griegos como Aristóteles, y a la teología que, como método científico, es independiente de religiones particulares.

Sintetizando, la metafísica dice que existe un orden en el cosmos para el desarrollo de la vida que la pequeñez del hombre no puede alterar, y la teología asegura que Dios ha creado al universo para el bien, “a su imagen y semejanza”, y esta omnipotencia no puede ser, ni remotamente, desafiada por el cerebro humano. Así, los “religiosos” que no sigan a la teología deben revisar sus creencias porque resultan esotéricas, fetichistas.

Por ello es que el racionalismo -pseudo religión y pseudo ciencia, decía el destacado epistemólogo Paul Feyerabend- que pretende controlar al cosmos con la “razón” humana, necesita desprestigiar a la metafísica y a la teología. Y ha montado a los Estados modernos que se creen capaces de cuidar y hasta diseñar la vida humana (la “nueva normalidad”).

De estas ciencias surge que no pueden existir amenazas naturales contra el desarrollo y crecimiento de la vida, o sea, es irreal la posibilidad de la existencia de una “pandemia” que ponga en jaque a la humanidad y quienes esto creen, además, desoyen al sentido común (sensus communis), como lo describe Tomás de Aquino, que unifica los datos del episodio perceptivo, y le da al sujeto la certeza del hecho que está viendo, oyendo, etcétera.

Por el contrario, la fantasía o imaginación según Tomás es un instrumento cognitivo que cree reales hechos solo pensados por la mente humana. Como señala Feyerabend, suele ser mucho más acertado el sentido común de las personas cuyos propios intereses están en juego, que las decisiones -las fantasías- de lejanos “expertos” racionalistas subidos en una torre de marfil ridículos al punto de decir que trabajar y socializar no es saludable.

Son estos “expertos” quienes inventaron esta falsa pandemia que los números desmienten, ya que los muertos totales en el mundo a casi año y medio de comenzada son apenas el 0,04% de la población global. Y ahora, pretenden asustar con la cantidad de contagios, claro que se aseguran de no revelar que lo normal es que, en una temporada de gripe, se contagie alrededor del 70% de la población, es decir, más de 5 mil millones de personas en todo el mundo y la mayoría ni se entera.

Como cada día aumentan los testeos, se detectan más casos y los gobiernos utilizan el “aumento de casos” para asustar, y la gente en pánico agrava su situación y concurre a hospitales ante síntomas mínimos.

Y, además de las gravísimas consecuencias de los confinamientos, nos quieren dejar sin el beso cuyo día internacional se festejó el 13 de abril y que es una manifestación universal de afecto y alegría que ya aparecía en el Antiguo Testamento.

Algunos científicos creen que besar es un comportamiento instintivo con raíces en la biología. Junto con la oxitocina y la dopamina que provocan afecto y euforia, besar libera serotonina, otra sustancia que incrementa el bienestar y la felicidad, y moviliza 146 músculos e intercambia 80 millones de bacterias nuevas, lo que no debe asustar, es natural.

About the author

Alejandro Tagliavini

Alejandro Tagliavini

Siendo joven me gradué como Ingeniero Civil en la Universidad de Buenos Aires, pero luego realicé diversos cursos sobre filosofía, economía y ciencias sociales. Fui miembro del Departamento de Política Económica de la Escuela Superior de Economía y Administración de Empresas (ESEADE).

Actualmente me desempaño, entre otras actividades privadas, como Senior Advisor de The Cedar Portfolio (Chicago, Toronto, Singapur). Desde 2006, soy Miembro del Consejo Asesor del prestigioso Center on Global Prosperity del The Independent Institute de Oakland, California, EE.UU.

He dictado conferencias en muy prestigiosas instituciones del mundo como la Pontificia Universidad de la Santa Cruz (Roma). He recibido diversos títulos honorarios como el de “Guardian of the Treasury”, otorgado por el Gobernador del Estado de Nuevo México, EE.UU.

Además del ensayo “El Futuro de la Esperanza” publicado por Eumed.net de la Universidad de Málaga, y “Cómo ser ricos y felices”, tengo más de tres mil columnas de opinión publicadas en más de cincuenta medios del mundo como El Nuevo Herald (Miami), Ámbito Financiero, El Cronista, Infobae, La Voz del Interior, La Prensa (Nicaragua), La Prensa (Honduras), El Panamá América, El Mercurio (Chile), El Observador (Uruguay), Libertad Digital (España), ABC (Paraguay), El Comercio (Perú), El Universal (Venezuela), El Tiempo (Colombia), La Razón (Bolivia), South China Morning Post of Hong Kong, The Star of South Africa, etc.

Add Comment

Click here to post a comment

Ticker

1 BTC = $54007.96 USD  (via Coinbase)
1 ETH = $4016.86 USD  (via Coinbase)
1 LTC = $343.64 USD  (via Coinbase)
Quotes delayed up to 2 minutes.

Indicadores Financieros

Estadísticas de Panamá

Media of the day

Advertisement

Conectate

Conéctate con nosotros a través de nuestras redes sociales oficiales, donde encontrarás las últimas noticias y más...

Translate »
error: Content is protected !!
0