Acción Humana Marcos Regulatorios Opinión Politica y Actualidad

Salario mínimo en el 2023

salario mínimo

El salario mínimo o salmin es una política de control de precios (CP) con la cual desde la época del Código de Hammurabi en el antiguo Egipto hace 4000 años intentaban resolver problemas de inflación, carencias y tal. Sería difícil hallar una práctica política/económica más experimentada en la historia. Y ¿cuáles han sido los resultados? ¿Cuándo han logrado las políticas de CP controlar la inflación y resolver las carencias del mercado? Para quienes se tomen la molestia de estudiar la historia, verán que es una historia de fracasos económicos y vanas ganancias politiqueras.

El CP, sea el salario mínimo u otro es, en esencia, herramienta de los corruptos e ignorantes politiqueros que engañan a su clientela ciudadana que no entiende de economía pues se enfoca en el hambre de hoy. Pero el mal va mucho más allá, creando otros problemas serios, tales como mercados negros, carencias y, en general, una mala asignación de los recursos.

Y es así, ya que al dar a los productores y consumidores las señales equivocadas, porque los precios “bajos” para los productores limitan la oferta y los precios “bajos” para los consumidores estimulan la demanda, los controles de precios amplían la brecha entre la oferta y la demanda. Vaya usted a explicar esto a Tío Pueblo. Y… ni hablar que a la vez que promulgan viciosas políticas de CP, igualmente promulgan otras que producen inflación y toda clase de efectos degenerados.

Quizá el peor efecto es el de reducir la libertad, esa que según el Preámbulo constitucional establece que: “Con el fin supremo de fortalecer la Nación, garantizar la libertad…” ¿Acaso obligar a unos a vender al precio político fortalece la libertad? Al fin, ni la libertad ni la salud económica de la nación salen bien.

¿Por qué, a pesar de 4000 años de experiencia contraria al CP los gobiernos siguen el mal camino y la mayoría de los ciudadanos apoyándolo? Se trata de clientelismo por el lado gubernamental y por el otro, de una población que busca la comida hoy. Es cierto que en algunos casos el CP sí ha logrado capear los efectos inflacionarios, pero sólo a corto plazo. Luego, cuando llega la podrida los politicastros que las instituyeron ya tomaron las de Villa Diego y Tío Pueblo no logra atar cabos.

A todo ello, menos mal que Panamá no imprime moneda de algodón y lino pero, por otro lado, sí seguimos prácticas económicas barbáricas. En esencia somos fascistas; es decir, nuestra política sigue vetas totalitarias, tales como el CP. El fascismo se opone a la democracia liberal clásica y se va por la vía del gobierno todopoderoso que supone encarnar el espíritu del pueblo. Si fuese por Tío Pueblo no habría siquiera la medio privatización de Balladares y sólo habría un partido, vaya usted a ver cuál: a la Mussolini, Franco o Hitler.

En síntesis, el fascismo es el gobierno todopoderoso, mal llamado estado, disque por y para el pueblo; razón por la cual no hace falta buscar nada fuera del poderoso gobierno que mantiene a la población embobada por intermedio del ministerio MEDUCA que más bien es NODUCA.

Ojalá despertemos a la realidad de que los CP pueden causar daños permanentes a la economía y al pueblo; más que nada impulsando el centralimo y destruyendo el mercado. ¿Cuántos nos fijamos en las distorsiones que produce el CP en el mercado? Es terrible que a unos les da ventaja mientras a otros los entierra.

¿Quiénes se fijan en los daños que el CP produce a los inversionistas, sin los cuales el país naufraga? ¿Cómo calcular racionalmente los costos de inversión cuando no hay seguridad frente a controles caprichosos? Entonces, todo ello da pie a que los politicastros y zurdos digan que el mercado no funciona y con ello justifican el intervencionismo castrante. Y todo esto es apenas un atisbo al tema.

About the author

John Bennett Novey

Piloto profesional. Trabajó en Aeronáutica Civil como Director de Flight Safety; fundador de la Escuela de Aeronáutica, donde se desempeñó como Director durante 5 años, así como instructor de teoría de la aerodinámica y la meteorología (un proyecto del PNUD y el Gobierno de Panamá). Luego, como Director General Adjunto de Aeronáutica Civil y finalmente como Director General en 2 ocasiones. Fundador del Servicio de Bomberos de Tocumen y Búsqueda y Rescate. También estudió la investigación de accidentes en la escuela NTSB y se desempeñó como investigador de accidentes de aviación durante muchos años.

Fue secretario de la junta directiva de George F. Novey, Inc. hasta 2007, cuando se vendió la cadena . También se desempeñó como presidente de Miami Window Corp., una planta de fabricación de ventanas.

Fue elegido para 2 períodos como Presidente de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresas, donde también sirvió en una multitud de comisiones, tales como transporte y libre empresa.

En 1990 fue galardonado con la medalla de logro de la Administración Federal de Aviación por sus servicios a la aviación internacional.

Socio fundador de Goethals Consulting Corp. y presidente honorario de ISA, Instituto de estudios para una Sociedad Abierta.

Columnista de los 2 principales periódicos de Panamá y columnista económico de la Agencia Internacional de Prensa Económica (AIPE). También escribió para varias otras revistas. Ponente en diversas universidades panameñas y organizaciones cívicas, y autor del libro Educación ¿gubernamental o particular? Además de un libro histórico pendiente 'El Verdugo de Panamá'

Add Comment

Click here to post a comment

Ticker

1 BTC = $66254.22 USD  (via Coinbase)
1 ETH = $3231.20 USD  (via Coinbase)
1 LTC = $81.88 USD  (via Coinbase)
Quotes delayed up to 2 minutes.

Indicadores Financieros

Estadísticas de Panamá

Conectate

Conéctate con nosotros a través de nuestras redes sociales oficiales, donde encontrarás las últimas noticias y más...

error: Content is protected !!