Acción Humana Cultura y Sociedad Economia y Finanzas Politica y Actualidad

Si en Suecia los pronósticos de su economía no son alentadores, imaginen los países bajo lockdown.

Suecia ha sido un caso atípico durante el brote de coronavirus. El país no se ha unido a muchos de sus vecinos europeos para imponer límites estrictos a la vida de sus ciudadanos, y las imágenes de personas dirigiéndose a su trabajo o charlando en cafeterías y bares ha sido algo común.

Suecia ha mantenido abiertas la mayoría de las escuelas, restaurantes y empresas, y se ha basado principalmente en medidas voluntarias para combatir el virus. Se les ha pedido a los suecos que mantengan la distancia social, trabajen desde casa siempre que sea posible y eviten viajar. La policía fomenta el distanciamiento social en lugar de imponerlo.

Además, a día de hoy, no existe ningún tipo de restricción de entrada al país para extranjeros que viajen desde un país que forma parte del Espacio Económico Europeo (EEE) o para vuelos internos. Sin embargo, queda prohibida la entrada de extranjeros que viajen de países que no forman parte del EEE.

Independientemente de las decisiones nacionales, la depresión mundial afectará a la economía de Suecia dependiente de las exportaciones, y el gobierno, con cifras del Banco Central, espera se contraiga un 7% este año. JP Morgan ha pronosticado que la economía de Suecia se contraerá menos que la zona del euro, con una contracción del 2,4% en el primer trimestre de este año y un 13,7% en el segundo. Los datos sombríos del Banco Central de Suecia han sido reforzados por un grupo de expertos respetados la semana pasada. El Instituto Nacional de Investigación Económica (NIER) dijo en un comunicado el miércoles pasado, que cree que la economía de Suecia se reducirá un 7% este año y que el desempleo aumentará a un 10,2%. “Los acontecimientos en abril indican que la pandemia de Covid-19 afectará a la economía sueca mucho más fuerte de lo previsto”, dijo el NIER, y agregó que “la economía mundial se está desarrollando peor de lo esperado, lo que está afectando a las empresas de exportación suecas que también se ven obstaculizadas por problemas con cadenas de suministro internacionales ”.

El banco central de Suecia, el Riksbank, dio dos posibles escenarios para las perspectivas económicas en 2020, que dijo “dependen de cuánto tiempo continúe la propagación de la infección y de cuánto tiempo estén vigentes las restricciones implementadas para frenarla”. Ambos posibles resultados económicos son sombríos.

En el primer escenario (escenario A en el cuadro a continuación), el producto interno bruto se contrae un 6,9% en 2020 antes de recuperarse para crecer un 4,6% en 2021. En una predicción más negativa (escenario B), el PIB podría contraerse un 9,7% y la recuperación podría ser más lenta con la economía creciendo 1.7% en 2021.

En el primer escenario, el Riksbank predice que el desempleo podría alcanzar el 8,8% en 2020, desde el 7,2% actual, y en el peor de los casos podría llegar al 10,1%.

En la consulta pública, realizada al país del 16 al 19 de abril, arrojó que alrededor de un tercio de los suecos creen que la economía tardará más de seis meses en recuperarse de la crisis, y como resultado están reduciendo sus gastos. Su intención de gasto a corto plazo es negativa para todas las categorías, excepto comestibles y entretenimiento en el hogar. Por ejemplo, la cadena de moda sueca Hennes and Mauritz (H&M) anunció que no repartirá dividendos entre sus accionistas debido a la crisis del coronavirus (COVID-19), que ha llevado a la compañía a revisar parte de sus operaciones, incluidos todos los costos. Cabe recordar que al presentar en enero su balance anual, había presentado una ganancia neta de 13.443 millones de coronas (1.209 millones de euros), un 6 % más interanual.

En el caso de la compañía sueca de muebles y productos para hogar IKEA, si bien ya están abriendo en Europa, al inicio del contagio, cerraron sus tiendas en muchas partes del mundo, excepto en Suecia, “éste es el período que necesitamos para perseverar y, por así decirlo, sobrevivir”, dijo el CEO Jesper Brodin. “La caída de las ventas en el período en el que estamos es de alrededor del 60%”. Sus ventas en el año hasta agosto de 2019 totalizaron 36.7 mil millones de euros . Sus ventas en línea representaron el 11%.  Se calcula que las ventas en línea durante la crisis de COVID-19 fueron el doble que hace un año, amortiguando la caída general de los ingresos y representando actualmente aproximadamente la mitad del total del grupo. “Algunos países tienen cerca de diez veces el comercio electrónico que tenían antes del brote. El más extremo es el que le aporta Dinamarca, donde las ventas ahora se han recuperado a niveles vistos antes del cierre de las tiendas “.

Los consumidores suecos también están lanzando nuevas actividades digitales y de bajo contacto que pueden continuar después de la crisis, incluidas las videoconferencias, el aprendizaje remoto y la entrega de comestibles.

Y mientras que la industria turística se encuentra completamente paralizada desde hace semanas en toda Europa Occidental, Suecia y sus concurridas estaciones de esquí continúan completamente operativas y abiertas al público. El complejo de Sälen, uno de los más importantes del país, sigue “abierto como de costumbre”, según una de sus trabajadoras. “Hemos tenido varias cancelaciones, pero tuvimos reservaciones suplementarias cuando Noruega decidió cerrar sus estaciones de esquí”.

El 7 de abril, el gobierno presentó un proyecto de ley que le permite actuar rápidamente y tomar decisiones sobre medidas temporales cuando sea necesario. Las visitas de atención domiciliaria fueron prohibidas desde el 1 de abril y el Ministerio de Salud y Asuntos Sociales pidió a las personas que se abstuvieran de viajes no esenciales, agregando: “Mantenga su distancia y asuma la responsabilidad personal”.

En una encuesta realizada a más de 1,600 suecos, el 31% calificó la respuesta del país al brote como no lo suficientemente contundente. Otro 18% fue neutral y el 51% restante consideró la respuesta contundente. Contra todo pronóstico, las personas de 50 años o más, aquellas con un riesgo elevado de complicaciones graves, son las que más apoyan la respuesta sueca, con un 61%; mientras que solo el 40% de los jóvenes de 15 a 29 años afirman que la respuesta sueca ha sido conveniente.

Las tácticas de Suecia no se han centrado en detener la enfermedad, como vemos, sino en desacelerarla lo suficiente como para que el sistema de salud pueda hacer frente, mientras mantiene a la sociedad y la economía funcionando tanto como sea posible.

La estrategia recibió el cauteloso respaldo de la Organización Mundial de la Salud el miércoles. “Si queremos alcanzar una ‘nueva normalidad’, en muchos sentidos Suecia representa un modelo futuro”, dijo Mike Ryan, el principal experto en emergencias de la OMS.

El modelo de la agencia de salud sueca sugiere que aproximadamente el 25% de las personas en la región de Estocolmo han tenido o contraerán la enfermedad, niveles en los que se ha dicho que la inmunidad parcial podría ayudar a retrasar el brote.

El enfoque de Suecia es producto de su cultura de alta confianza, según el epidemiólogo jefe del país, Anders Tegnell. “Estamos más interesados ​​en estimular, recordando continuamente a las personas que usen medidas”, afirmó. “Los suecos parecen contentos con la atención global. Muchos países están comenzando a adoptar el camino sueco”. Tegnell sostiene que el enfoque de su país será “mucho más sostenible” que otros a largo plazo al evitar una segunda ola de infecciones que podría aflorar después de la reducción de las medidas de bloqueo más estrictas de otros países.

En Suecia, al día 3 de mayo, los casos positivos por Covid-19 ascienden a 22.317 (2.205 casos por millón) con un total de 2.679 fallecimientos (264 casos por millón).

Jan Albert, profesor del Departamento de Microbiología, Tumor y Biología Celular del Instituto Karolinska nos dice: “La verdad es que nadie, ni en Suecia, ni en ninguna otra parte, sabe cuál es la mejor estrategia. El tiempo lo dirá”.

About the author

Ainara Gomez

Ainara Gomez

Investigadora, Consultora Junior en Goethals, Entusiasta de nuevas tecnologías que contribuyan al bienestar de las personas.

Máster en Relaciones Internacionales Iberoamericanas
Universidad Rey Juan Carlos I (Madrid, España)
Máster en Economía Internacional y Desarrollo
Universidad Complutense de Madrid (Madrid, España)
Programa de intercambio Erasmus en Université d’Auvergne (Clermont-Ferrand, Francia)
Licenciatura en Administración y Dirección de Empresas
Universidad Pública de Navarra (Pamplona, España)
Programa de intercambio Sicue-Séneca en Universidad Rey Juan Carlos I (Madrid, España)

Add Comment

Click here to post a comment

Ticker

1 BTC = $11057.00 USD  (via Coinbase)
1 ETH = $384.00 USD  (via Coinbase)
1 LTC = $48.38 USD  (via Coinbase)
Quotes delayed up to 2 minutes.

Indicadores Financieros

Estadísticas de Panamá

Media of the day

Advertisement

Advertisement

Conectate

Conéctate con nosotros a través de nuestras redes sociales oficiales, donde encontrarás las últimas noticias y más...

Translate »
error: Content is protected !!
0