Acción Humana Consulting GCC Disrupción Economia y Finanzas Innovación Tecnología

Colmena robótica israelí irrumpe un trabajo tradicional

colmena robótica

El zumbido de las abejas ahoga el retumbe del brazo robótico. Es la colmena robótica que trabaja con una eficacia que ningún apicultor humano podría igualar. Una tras otra, la máquina escanea pilas de panales que, en conjunto, podían albergar hasta dos millones de abejas, inspeccionándolas en busca de enfermedades, controlando la presencia de pesticidas e informando en tiempo real de cualquier peligro que amenazara a la colonia.

La colmena robótica de nueva generación ha sido desarrollada por la empresa israelí Beewise, que afirma que este tipo de atención permanente es lo que se necesita para minimizar el riesgo de colapso de las colonias.

El número de abejas ha disminuido drásticamente en todo el mundo, en gran parte debido a la agricultura intensiva, el uso de pesticidas, las plagas y el cambio climático.

Las empresas han buscado diferentes tecnologías para intentar frenar el colapso masivo de las colonias, como la colocación de sensores en las colmenas tradicionales de madera o métodos para hacer frente a la pérdida de abejas, como la polinización artificial.

La colmena robótica de Beewise,  llamada Beehome, del tamaño aproximado de un remolque de carga, alberga 24 colonias que son alimentadas por paneles solares. En su interior, está equipada con un brazo robótico que se desliza entre los panales, visión por ordenador y cámaras. Las aberturas con códigos de colores en los laterales permiten a las abejas entrar y salir.

Los beehomes usan inteligencia artifical (IA) para identificar cuándo una colonia podría estar preparándose para el enjambre, y automáticamente previene este evento ajustando las condiciones. Los apicultores tradicionales delegan las tareas más peligrosas a un robot que se controla a traves de una aplicación desde la comodidad de un samrtphone.

Las beehomes detectan también cuando los panales y su miel están listos  para ser extraídos, y los recolecta dentro del beehome. Una vez que un recipiente de miel alcanza su capacidad (100 galones), se genera una alerta para que el apicultor vaya y lo vacíe, haciendo que el proceso sea limpio y eficiente.

Las beehomes vigilan en forma permanente el mantenimiento de las colmenas. Manejan de forma automática y autónoma la mayoría de los problemas asociados con el apoyo a las colonias. Sin embargo, si surgen problemas que requieren atención personalizada, emiten alertas en tiempo real para que los apicultores humanos puedan intervenir oportunamente. Es decir, el rol tradicional de mayor peligro queda relegado a un robot, pero la toma de decisiones, el control y supervisión seguirán siendo humanos. No es un reemplazo o eliminación del puesto de trabajo, sino una tarea o rol diferente.

“Todo lo que haría un apicultor, el mecanismo robótico puede imitarlo y hacerlo más eficazmente sin cansarse, sin irse de vacaciones y sin quejarse”, dice el director general Saar Safra. Esto incluye la recolección de miel, la aplicación de medicamentos y la combinación o división de colmenas.

Si bien las quejas de los trabajadores pudieran tener cierto sustento cuando ahora las tareas se hacen más eficientes y un robot reemplaza a 4 o 5 de ellos y solo quedarían un par de puestos nuevos de supervisión, del otro lado, el costo de producir se reduce enormemente con las consecuencias beneficiosas para los consumidores que obtendrán un buen producto a un precio menor.

Pueden argumentar que los productores de miel quizás se queden con ese diferencial y no bajen los precios. Pero hay que considerar que los extremadamente bajos costos de manejar un beehome (unos 400 dólares mensuales sin gastos adicionales según el anuncio en su web) podrían hacer surgir muchos nuevos emprendedores que plantarán competencia; y a mayor competencia, los precios siempre bajan.

Esos mismos apicultores que pudieran perder su trabajo, podrían perfectamente, debido a su especialización, montar sus propios emprendimientos con esos bajos costos mencionados. O pudieran surgir nuevas ideas/mercados para un producto que pudiera ser premium, orgánico, artesanal con incluso precios más altos debido al nicho especializado.

La empresa israelí se llama Beewise, parafraseando su nombre, los posibles apicultores tradicionales deberían ser más inteligentes aún y utilizar su especialización a su favor. Be wise.

Ticker

1 BTC = $43989.24 USD  (via Coinbase)
1 ETH = $3121.73 USD  (via Coinbase)
1 LTC = $160.38 USD  (via Coinbase)
Quotes delayed up to 2 minutes.

Indicadores Financieros

Estadísticas de Panamá

Latest News

Media of the day

Advertisement

Conectate

Conéctate con nosotros a través de nuestras redes sociales oficiales, donde encontrarás las últimas noticias y más...

Translate »
error: Content is protected !!
0